miércoles, 4 de mayo de 2011

UN POCO DE HISTORIA FOLCLÓRICA.

Ahora os contare un poco de la historia en el siglo XVIII.

En España es difícil hablar de los cuentos en esta época porque no se sabe muy bien si son de creación española o de creación europea. Como han ido de boca en boca durante tantos siglos no se sabe muy bien de donde proceden.
Es casi seguro que nuestros cuentos son europeos pero modificados en España. Un ejemplo de esto es un cuento español llamado “La princesa y los 7 bandoleros” y la europea es “Blancanieves y los 7 enanitos”.

En Francia, Charles Perrault,  fue la primera persona que podemos nombrar referente a los cuentos folclóricos.

Charles Perrault
¿Por qué en esta época se empezaron a interesar por estos tipos de cuentos? La respuesta la encontramos en el Rey Sol, le encantaba que le entretuvieran, que le hicieran magia, que le contaran historias…Una de las personas que contaba cuentos e historias a este rey fue Charles Perrault que trabajaba en la corte como pedagogo. Era muy religioso y muy humanista. Creía que la corte de Luis XIV estaba en decadencia y él quería moralizar a la corte.

Rey Sol. Luis IV
Recogió muchas historias diferentes de distintas fuentes, muchas las recogió de las nodrizas que se las contaban a los niños. Eran cuentos italianos, leyendas celtas…

Charles Perrault recoge historias folclóricas, las reescribe (adapta) con el objetivo de convertirlas en historias moralizantes. Perrault no es autor, sino adaptador.
Publica un libro llamado “Les contes de fées”. No solo los adapta sino que también les añade sus propias moralejas a las historias. Ejemplo: Cenicienta, El gato con botas, Pulgarcito…
Todos los cuentos de Perrault en su adaptación le da enseñanzas   
Les contes des fées
                                              moralizantes.

También en Francia hay más personas que se dedican a esto, como por ejemplo Armand Berquin´s (El lobo blanco), Madame Leprince de Beaumont (El almacén de los niños).

Madame Leprince de Beaumont

En Inglaterra surge la primera librería dedicada para niños y jóvenes, también edita libros. Se llama John Newberry (libros educativos, didácticos…)
Libros con cuentos folclóricos ingleses Little pretty pocket bock.
También en Inglaterra se crea la primera revista para niños: The lilliputian magazine, para niños mayores de 7 años aproximadamente.

Lilliputian Magazine

En España estaban las fabulas literarias de Iriarte (no infantiles) destinadas a reírse de los malos poetas (no se ceñían a las normas clásicas literarias).
También estaban las fabulas morales de Samaniego, fue un encargo del seminario de nobles. Eran libros de fabulas didácticas y moralizantes. No eran para niños, su objetivo era moralizar a los niños que iban a ser sacerdotes.
Al salir de las iglesias se les repartían a los niños “los aleluyas”, eran vidas de santos y milagros en viñetas y debajo de cada viñeta, dos o tres versos.

Fábulas de iriarte


 
En el siglo XIX, las cosas cambian bastante.

Hay un movimiento cultural, artístico, ideológico y político que se pone de moda en toda Europa pero que nace en Alemania, es el llamado Romanticismo. Es un movimiento que afecta a muchos aspectos de la vida.
La idea que tenemos nosotros de esta época está muy equivocada, no todo es actitud adolescente y ñoñerías. Es muy complejo, es una vertiente muy importante era la política, eran liberales y revolucionarios (de izquierdas) eran los raros de la sociedad.
Los románticos eran muy nacionalistas de su propia cuna. En estos momentos hubo muchas luchas nacionalistas en casi toda Europa.
Los hermanos Grimm viven en esta época en Alemania. Son personas muy serias, son lo que hoy en día llamaríamos filólogos. Escribieron”El diccionario alemán” (aparte de sus cuentos) y muy ligados a las normativas gramaticales de la lengua.

Los hermanos Grimm
Con los nacionalismos surge la voluntad de proteger lo propio alemán, defender su cultura, lo autóctono, lo nacional.
 Los Grimm vivieron el nacionalismo. Un editor les propuso hacer una antología de cuentos folclóricos alemanes para conservar todos los cuentos alemanes para que no se perdieran.
Les pareció buena idea, aceptaron y empezaron a preguntar a sus conocidos por estas historias para reunir una colección interesante para hacer un libro. Se publico con el nombre de “Cuentos del niño y del hogar”. No eran para niños de infantil sino a partir de 9 o 10 años.

Estos cuentos que aparecen en el libro no están adaptados, solo hicieron una labor de cambio de palabras, pero la edición fue muy fiel a lo que habían recibido y escuchado.

Estos cuentos los maestros los utilizaban en clase, eran muy sencillos, con personajes planos, era un buen recurso tanto en el ocio como en las escuelas.
Este libro se vendió muchísimo hasta acabar la primera edición y sacaron la segunda.
La editorial comenzó a recibir cartas de los padres de los niños más ricos que leían sus cuentos, explicaban que esos cuentos no tenían elementos  muy adecuados para los niños (sangre, violencia, sexo, incesto, muertes gratuitas, violaciones…) La editorial pidió a los hermanos Grimm que los modificases, en un primer lugar dijeron que no porque querían conservarlos tal y como eran, pero al final lo cambiaron (se cree que fue por una gran cantidad de dinero).
Cambiaron ciertas cosas y aspectos para que los libros fueran más adecuados para los niños. La tercera edición salió ya modificada, esta fue un gran triunfo en Alemania.

Tiempo después hay mucha gente que empieza a analizarlos, y comienzan a aparecer cosas extrañas. Un ejemplo es caperucita roja, los hermanos Grimm lo ponen como cuento alemán, pero un siglo antes lo escribió Perrault en Francia. Sus inspiraciones no eran alemanas.

Los Hermanos Grimm se equivocaron, tuvieron un error base. Pensaron que podían delimitar un folclore tan concreto como el alemán. Estas historias recorrieron muchas partes de Europa Occidental y se conocían en muchos países.
No se puede saber exactamente donde nacieron las historias. Los hermanos Grimm recogieron las historias que les contaron en Alemania pero no se saben si son de allí, en realidad recogieron cuentos versionados en Alemania.

Los hermanos Grimm hicieron muchas más ediciones, e iban añadiendo cuentos. Son los recopiladores más conocidos en Europa y los más estudiados. Disney cogió muchas de sus versiones y se extendieron a América, África…

Los nacionalismos trajeron a otros autores interesados en la literatura folclore alemana como por ejemplo Hoffman con “Cuentos fantásticos” fue muy famoso. Una de sus obras más famosa que fue adaptada es “El cascanueces y el rey de los ratones”

CONTINUARÁ…

1 comentario: