viernes, 29 de abril de 2011

LA LITERATURA FOLCLÓRICA. INTRODUCCIÓN

Este tema me parece interesantísimo porque me he dado cuenta de que estaba muy equivocada en muchísimos aspectos del folclore.

Para comenzar tenemos que tener claro que es exactamente la literatura folclórica.  Una de las características principales de estos textos es que no tiene autor.  Con ello no quiero decir que sean anónimos, tienen una característica que los caracteriza de otros textos anónimos.
El autor de estos textos es el “tiempo”. Cada paso de una persona a otra hace que se vaya contando de maneras diferentes, con otras anotaciones, importancias en algunos puntos…

Si poco a poco vamos añadiendo siglos, el cuento tiene muchísimos cambios. En definitiva que el autor de estos textos es el tiempo pero también la gente que va añadiendo o modificando partes de la historia. Gracias a todo esto sufren multitud de variantes.

A estos textos también se les llama de tradición oral, de tradición cultural o textos de transmisión oral.

No se tiene referencia del inicio de los textos, los textos folclóricos no son de nadie, no tienen copyright, son de bien cultural y gratuitos.

La función que han tenido los recopiladores a lo largo de las historia ha sido muy importante, han recogido las historias para que se puedan leer, que se mantengan y que no se pierdan.
Unos de los grandes recopiladores de la historia son los hermanos Grimm (más tarde hablaremos de ellos)
Por otro lado hay que entender que existen ventajas e inconvenientes de las recopilaciones. Una gran ventaja es que al estar escrito se pueden conocer, se extienden y lo pueden conocer muchas más personas. El inconveniente es que al recopilarlo se suele versionar la historia y muchas veces pierden la gracia. Una vez que ya está escrito da más reparo modificarlo.

Los folcloristas no pueden decir a ciencia cierta el inicio de estas historias, pueden hacer sus cávalas e investigaciones… pero nada más.

Otra de las características principales de la literatura folclórica es que no son cuentos infantiles (muchos son fruto del didactismo infantil. Ejemplo: haz caso a tu madre).

Se les denomina cuentos de hogar o cuentos de calor de la lumbre.
 Es una literatura del pueblo, no de la gente con dinero.
Cuando la gente del pueblo acaba su trabajo del día y se iba haciendo de noche se marchaban a casa. La familia se juntaba generalmente en la cocina (hogar) alrededor de la lumbre. Era aquí donde se contaban las historias que habían odio en el pueblo, cosas cotidianas que pasaban todos los días. Otras muchas historias eran inventadas, otras las contaban los más mayores de la casa (los abuelos eran los que mas sabían)
Estas historias principalmente se contaban para pasar el rato. Muchas veces tenían enseñanzas para todos, pequeños, adolescentes, mayores…
No se contaban para entretener a los niños sino para que toda la familia se entretuviera. En estas historias se tocaban todos los temas, sexo, amor, violencia…

Otra característica importante es que los cuentos folclóricos no tienen moraleja por sí mismos, no tienen una intención moralizante, eran generalmente para entretener.
También es característico que reflejan en los cuentos algunas características de las costumbres de la gente de otras épocas. Un ejemplo de esto es el cuento de Hansel y Gretel, un niño de esa época con 12 años tenía que trabajar, irse de casa y buscarse la vida.
En estos cuentos se expresan los deseos, los sueños pero también los miedos de la gente.
Por eso estas historias están llenas de símbolos, hay muchos folcloristas que analizan los símbolos de los cuentos.

Otro punto a tener en cuenta es que por mucho que se diga de estos cuentos, no son machistas. Reflejan la época y la vida (la mujer hacia las labores de la casa y el marido salía a trabajar fuera de ella). Hay muchos cuentos en los que nos podemos fijar para darnos cuenta de que no era así. En la “Cenicienta” la madrastra es la que dirige a la familia. El hada es quien ayuda a Cenicienta. Cenicienta se va al baile sola y no se acobarda. Ella esta harta y coge las riendas de su vida. Y muchas historias más en donde el papel de la mujer es fundamental.

Para terminar con la introducción a este bloque tenemos que tener muy claro que los textos de autor son para seleccionar y los cuentos folclóricos son para adaptar.

La función que debemos tener nosotros como maestros es seleccionar buenos textos, no cambiarlos. Podemos y debemos adaptarlos según las características y el momento evolutivo de los niños.

cOnTiNuArÁ...

1 comentario: